jueves, 18 de junio de 2015

OPOSITORES AL BORDE DE UN ATAQUE DE NERVIOS



Los nervios siempre traicionan.

Al menos, a mí, sí.

Con lo cual, el control sobre ellos forma parte de tu preparación como opositor.

¿Y cómo lo haces? porque claro, ésto es muy fácil de decir, pero luego, llevarlo a la práctica...

¿Te conoces? ¿Conoces tus reacciones antes ciertas situaciones?...





Lo primero que te recomiendo es que leas un post que escribí al principio de comenzar con el blog, es cortito y te puede ayudar a conocerte un poquito mejor.

Y lo segundo, es que te contestes a ti mismo ésta serie de preguntas:

¿Eres de los que rindes mucho más bajo presión? o por el contrario ¿Eres de los que te quedas bloqueado?

¿Cuál es tú velocidad media, leyendo y comprendiendo lo que lees?

¿Tienes seguridad en ti mismo?

¿Has pensado en ejecutar algún tipo de estrategia a la hora de realizar el examen?

Si no tienes ninguna, prueba a practicar ésta:

En una primera vuelta al examen, debes contestar a todas las preguntas que tengas la certeza cien por cien que son correctas. Aquí debes aplicar la seguridad en ti mismo.

Realiza una segunda vuelta, se trata de  dejar sin contestar sólo las que creas que no sabes, porque quizás no tengas tiempo para más. La presión te estará poniendo a prueba.

Si has practicado la velocidad y la comprensión lectora, podrás llegar a una tercera vuelta, de ahí podrás salvar alguna de las preguntas que pensabas que no sabías.

Consejos particulares, 

Siempre es mejor dejar en blanco las preguntas que no se saben o las que tengas serias dudas, la puntuación será mayor que si decides jugar a la lotería ¡Hazme caso!

Nadie nace sabiendo, en la vida todo es práctica.

Haz muchos test, pero no se trata de hacer test para que de tanto repetirlos asimiles la materia, 

No, los test no están para eso, los test están para poner en práctica lo que ya debes de saber.

Haz los test aplicando los tres puntos fundamentales que debes trabajar.

Presión, ponte un tiempo para hacerlos y cúmplelo.

Lee mucho, mucho pero mucho y controla las lecturas a través de un cronómetro.

Pon a prueba tu seguridad, observando si realmente eres capaz de no contestar un número determinado de preguntas.

Y por favor recuerda....


" La vida no es fácil, para ninguno de nosotros. Pero... ¡Qué importa! Hay que perseverar y, sobre todo, tener confianza en uno mismo. Hay que sentirse dotado para realizar alguna cosa y que esa cosa hay que alcanzarla, cueste lo que cueste"

Marie Curie


Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.